868 24 35 29

Cómo gestionar un patrimonio inmobiliario

¿Tienes varias casas en propiedad y quieres empezar a sacarles rentabilidad? Esta entrada de nuestro blog inmobiliario es para ti. Gestionar un patrimonio inmobiliario no es fácil, no te vamos a engañar, pero si le pones empeño enseguida verás lo rentable que es tener este sueldo pasivo todos los meses.

En el sector inmobiliario podemos hablar de gestión de patrimonio cuando nos referimos a cualquier cosa relacionada con revisar o gestionar una cartera inmobiliaria, ya sea a corto plazo cuando queremos alquilar la vivienda o a medio/largo plazo cuando estamos pensando en venderla e intentar sacarle el máximo rendimiento.

 

¿Qué es el patrimonio inmobiliario?

El patrimonio según la RAE es «el conjunto de bienes pertenecientes a una persona natural o jurídica». A partir de esta definición, si nos lo llevamos al ámbito inmobiliario, podríamos decir que el patrimonio inmobiliario es el conjunto de viviendas que tiene una persona a su nombre.

Lo más importante una vez tienes un patrimonio inmobiliario considerable es saber cómo gestionarlo. Administrar las viviendas que posees no es tarea fácil. El tamaño del patrimonio inmobiliario de una persona es un factor clave a la hora de aprender cómo gestionarlo, no es lo mismo gestionar el alquiler de un solo piso que llevar 3 alquileres de distintos tipos de vivienda a la vez. Además, si tienes en mente vender alguna de tus propiedades alquiladas debes tener muchos factores en cuenta antes de empezar con el papeleo.

Para ser lo más eficiente posible en este aspecto, es de vital importancia que estés al día del estado del mercado inmobiliario. Así podrás modificar las rentas si es necesario, poner un precio de venta razonable, etc.

 

Habilidades que necesita un gestor de patrimonio inmobiliario

  • Debe estar orientado al detalle, pero siendo crítico y flexible sin dejar de estar abierto a nuevas ideas.
  • Debe tener capacidad para analizar el mercado inmobiliario y así rechazar o aceptar posibles ofertas por sus inmuebles.
  • Debe ser un buen negociador.
  • Debe saber comunicarse correctamente con los inquilinos.
  • Debe saber gestionarse su tiempo de forma eficiente.

 

Tener estas habilidades es clave si quieres sacarle el máximo rendimiento a tu patrimonio inmobiliario. No te asustes, pero hacerlo te va a ocupar una gran parte de tu tiempo al principio, pero una vez lo organices todo al detalle verás que es totalmente rentable.

Sin-título-1

Visiones de la gestión inmobiliaria

Puedes enfocar la gestión de tus activos inmobiliarios de diferentes formas teniendo siempre en cuenta tu propia forma de ser.

  • Visión de apuesta. Consiste en encontrar aquellas viviendas que te van a ser más rentables en el tiempo. Para ello, debes gestionar el riesgo que supone adquirir una nueva vivienda en unas determinadas condiciones.
  • Visión conservadora. Se centra en tener los mínimos gastos posibles. En este caso, puedes valorar, por ejemplo, alquilar la vivienda a estudiantes que suponen un «alquiler rápido» aunque su estancia sea solo de un curso escolar. Este tipo de inquilinos exigen menos de la vivienda aunque te pueden traer más comederos de cabeza durante su estancia.
  • Punto medio. En este caso, nos centramos en gestionar el riesgo de las propiedades, pero sin demasiadas complicaciones.

 

Además de escoger cuál de estos 3 puntos de vista es el tuyo, deberás pensar en qué tipo de propiedad quieres tener. En otras palabras, debes decidir si quieres:

  • Alquileres de temporada.
  • Alquileres residenciales para periodos largos.
  • Alquileres de uso comercial (locales o garajes).
  • Alquileres de uso mixto, mezclando el uso comercial y particular.

 

Piensa en tus objetivos, si lo que quieres es beneficio a corto plazo sin complicaciones no te hace falta invertir mucho dinero en la vivienda, pero si estás buscando un objetivo a largo plazo con el que obtener más capital tendrás que invertir una cantidad mayor. Cuanto más dinero inviertas, más dinero recogerás en un futuro.

 

Tareas de un gestor de inmuebles

Como hemos dicho anteriormente en esta entrada de nuestro blog inmobiliario, gestionar un patrimonio inmobiliario no es tarea fácil. Hay una gran cantidad de tareas que debes llevar a cabo si quieres sacar el máximo provecho a tus viviendas. Estas tareas son:

  • Estudiar el mercado para ajustar los precios de venta o de alquiler de tus activos inmobiliarios.
  • Saber diferenciar que viviendas merecen la pena para venderlas o alquilarlas.
  • Aumentar el valor de la vivienda haciendo reformas cuando sea necesario o el mercado lo dicte. Las tendencias que se lleven en ese momento son muy importantes si quieres captar la atención de posibles inquilinos.
  • Saber sacar la financiación adecuada para invertir en tus viviendas.
  • Negociar con los inquilinos o compradores.
  • Gestionar los posibles imprevistos que puedan surgir de los inquilinos.

 

Si quieres saber más…

Espero que esta entrada te haya sido de ayuda para conocer más sobre el mundo de la gestión del patrimonio inmobiliario. Si quieres seguir descubriendo más no dudes en leer el resto de entradas de nuestro blog inmobiliario.

Descubre como vender tu vivienda en 10 semanas con estos consejos

Últimos posts

Comparte este artículo

Facebook
WhatsApp
Email
LinkedIn